Energías limpias, consumidores insostenibles

“Será la planta de generación hidroeléctrica más grande de Centroamérica“. Así te recibe la página oficial del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) en la sección de producción energética. El Proyecto Hidroeléctrico Diquís promete no solo ser la obra de producción de energía más grande del Istmo en su tipo, sino también traer acalorados debates que desde ya buscan detenerlo.

El país ha apostado a la producción de este tipo de energía limpia principalmente por la relativa abundancia de recurso hídrico que posee. Sin embargo, en los últimos años ha diversificado la producción con plantas de energía geotérmica, eólica y térmica; aunque esta última es la más contaminante y compromete -aún más-, la lejana meta de ser el primer país Carbono Neutral, su uso ha tenido que expandirse debido a la alta demanda energética.

Se estima que el Proyecto Hidroeléctrico Reventazón (350MWh) esté concluído para el 2016. La represa tendra 130m de altura y 525m de ancho.

Estos y muchos otros proyectos de producción de energía son un tema polémico en Costa Rica. El hecho de utilizar o destruir recursos naturales en el país implica estar dispuesto a enfrentarse a grupos que se oponen a su explotación. La situación se vuelve aún más tensa si, como en el caso del P.H. Diquís, la obra requiere movilizar poblaciones humanas.

Gran parte de las razones de estos grupos se fundamentan en la riqueza natural que posee el país. El Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO) estima que casi el 53% del territorio del país corresponde a cobertura forestal -con más de 2000 especies de árboles-, que albergan a 236 especies endémicas.

Por oto lado, desplazar una población indígena – ya de por si excluída socialmente- es considerado un abuso de los derechos humanos de este tipo de comunidades.

Ante esto es racional inclinarse por proteger recursos que constituyen el escosistema de especies únicas y el territorio de poblaciones culturalmente irremplazables. No obstante, cabe hacerse esta pregunta: ¿La culpa es realmente de los proyectos de generación de energía o de quien consume su energía?

Consumidores insostenibles

Costa Rica ha gozado de una buena estabilidad económica con respecto al resto de países de Centroamérica. Este bienestar económico ha permitido el crecimiento de una clase media con poder adquisitivo que demanda bienes y servicios en gran cantidad.

Entre esos bienes y servicios se encuentra la energía eléctrica, utilizada para encender la computadora, ver televisión, bañarse con agua caliente y recargar dispositivos móviles, entre muchos otros usos. Según datos del Banco Mundial, cada persona en Costa Rica consume en promedio 1813 kWh/año.

En otras palabras, un costarricense promedio consume casi la misma energía que consumiría un colombiano y un paraguayo promedio juntos. Si tomamos en cuenta que el 73% de la energía producida en Costa Rica proviene de plantas hidroeléctricas, es muy probable que la construcción de una obra como Diquís venga en camino.

El ICE estima que el parque energético deberá duplicarse en 11 años si el consumo actual continúa. Esto quiere decir que con el consumo de energía eléctrica actual, dentro de 11 años hará falta otro Embalse Arenal, otro P.H. Río Macho, otro P.H. Cachí, y otro Proyecto Geotérmico Miravalles, por no mencionar a todos los demás proyectos de generación de energía.

¿Tendremos espacio y dinero suficientes?

El parque energético está compuesto por toda la infraestructura requerida para producir la energía eléctrica.

Las alternativas

El Poyecto Eólico los Santos aporta 42MWh al parque energético

Las tecnologías limpias se presentan como soluciones atractivas y ciertamente lo son. La generación de energía eólica ha tenido un auge significativo a nivel mundial; sin embargo, presenta dos limitaciones importantes.

El viento no es constante, lo que la convierte en una fuente intermitente. Además, por las características propias de este tipo de generación, la electricidad producida con aerogeneradores es inestable, por lo que se requiere una fuente mucho mayor que “absorba” esa inestabilidad para garantizar un servicio de calidad, lo que limita su expansión en el parque energético.

La energía solar tiene un futuro prometedor, pero las tecnologías actuales requieren áreas de gran tamaño para producir una cantidad de energía significativa. Sumado a esto, los costos de producción de esta tecnología son elevados. Se estima que la energía utilizada para crear los paneles se compensa, en promedio, en un año de uso del sistema fotovoltaico. Una cifra elevada si se compara con los 3 meses que le toma a un generador eólico reponer la energía que costó construirlo.

La mejor solución

La solución a nuestros problemas de demanda energética probablemente no será una tecnología, pero cambiar nuestros hábitos de consumo sí.

Solo si modificamos nuestros hábitos de consumo lograremos reducir la cantidad de energía que se requiere para satisfacerlos; esto aumentaría de manera significativa el tiempo de proyección de los proyectos de generación eléctrica antes de que sean absorbidos por la demanda creciente.

Además, el hecho de que estos proyectos generen por más tiempo más energía que la que se consume a lo interno del país, permitiría vender el excedente a los demás países de la región conectados a la red, lo que podría reflejarse en la disminución del costo de la energía que finalmente se traslada al consumidor.

Actualmente, la huella ecológica para un habitante de Costa Rica se estima en aproximadamente 4 plantetas Tierra. Esto quiere decir que para satisfacer la demanda de bienes y servicios que requiere un costarricense, se necesita el área de terreno habitable equivalente a la que habría en 4 Tierras. ¿Realmente ocupás tanto espacio?

 Si querés saber más sobre la huella ecológica según tu país, revisá este documento

Tenemos que aceptarlo: no somos ambientalmente sostenibles. No podemos pretender oponernos a proyectos que responden a una demanda creciente. Si no querés que se exploten los recursos naturales al ritmo actual, pensá primero en qué estás haciendo para retrasarlo. El mayor consumo de energía eléctrica se produce en las zonas residenciales, ¿qué vas a hacer al respecto?

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: